Blog

¡La investigación lo demuestra, bebés al quiropráctico!

6353490816a88c14b6e5d2774f711c5e7cd10a1bbbd9c8eabd4dfcf46e490f08

¡Recién nacidos y bebés: al quiropráctico!

¡La investigación lo demuestra!

Todos los quiroprácticos dicen que todos los recién nacidos y bebés tienen que ir al quiropráctico para revisar su columna vertebral. Tienen razón, hay que evaluar su sistema nervioso para determinar si hay interferencias. Es decir, subluxaciones vertebrales.

Las subluxaciones pueden surgir mientras el bebé busca su hueco dentro de la placenta o incluso, pueden ser producidas durante el parto. Los nuevos estudios, dicen ahora que muchos recién nacidos tienen afectaciones en su columna vertebral y, por lo tanto, en su sistema nervioso. Y eso podría afectar a su salud.

Abraham Towbin, M.D., un patólogo de la Universidad de Harvard encontró evidencia de lesión vertebral como resultado del proceso de parto. Él lo llamó «técnicas de parto precipitada«, que significa intervención excesiva, tanto mecánica como físicamente.

La obstetricia moderna parece enfatizar la velocidad en el proceso del parto.

El Dr. Towbin afirma además que encontró evidencia de lesión vertebral en muchos casos de muertes inexplicables en cunas  o en temas de afecciones respiratorias. Él cita un estudio anterior realizado por Mathew Duncan, quien descubrió que se necesitaron de 40 a 80 kg de presión en un bebé para producir daño en su columna vertebral.

El Dr. Towbin afirma que esta cantidad de presión no es infrecuente en el proceso de parto normal y habitual. Según su trabajo, el parto, incluso bajo las mejores condiciones controladas, es posiblemente, un evento traumático para el recién nacido.

Robert Mendelsohn, M.D., afirma que los obstetras están capacitados para intervenir y agrega que, en un porcentaje importante de casos, esta interferencia afecta negativamente la capacidad física y/o intelectual del bebé el resto de su vida.

¿La quiropráctica puede ser beneficiosa para los niños?

La efectividad del cuidado quiropráctico para los niños ha sido una premisa larga en nuestra profesión, y los resultados clínicos que la respaldan se han obtenido durante años. Con el establecimiento del Centro de Niños Kentuckiana por Lorraine Golden, D.C., en Louisville, Kentucky, los datos clínicos se pudieron organizar. El centro aceptó casos de atención más seria y logró resultados.

El Dr. Golden abrió nuevos caminos al aceptar casos serios, como retraso mental, parálisis cerebral, síndrome de Down, etc., de forma regular y obtuvo resultados positivos. Fue castigada por la profesión médica y, en cierta medida, incluso por la profesión quiropráctica.

Ahora, más que nunca, tanto las fuentes quiroprácticas como las médicas están utilizando la investigación para documentar tanto la necesidad como la efectividad del cuidado quiropráctico para niños.

Atlas bloqueado:

Gutmann, licenciado en medicina alemana, concluyó en un artículo publicado en 1987 en “Manuelle Medizinque los impulsos nerviosos bloqueados en el atlas causan muchas características clínicas (síntomas), desde la insuficiencia motora central hasta una menor resistencia de las infecciones. Especialmente en el oído, la nariz y la garganta. Incluso el tema de los cólicos.

Afirmó que «los exámenes quiroprácticos y radiológicos son de importancia decisiva para el diagnóstico del síndrome». Además, escribió que la quiropráctica a menudo puede producir resultados increíblemente exitosos.

El Dr. Gutmann informó sobre el examen y ajuste quiropráctico de más de 1.000 bebés con el atlas bloqueado o subluxado. Un informe describe a un niño de 18 meses con amigdalitis temprana recayente, enteritis frecuente, conjuntivitis resistente al tratamiento, resfriados frecuentes y dolores de oído. Problemas de sueño cada vez mayores: miedo a acostarse o dormir, caerse de agotamiento y gritar durante la noche. Después de su primer ajuste específico del atlas, el niño quiso que lo acostaran y durmió tranquilamente hasta la mañana siguiente. La conjuntivitis desapareció por completo, y su apetito, previamente alterado, volvió a la normalidad.

El 80% de los bebés empiezan su vida con subluxaciones:

De este y otros estudios médicos alemanes, el Dr. Gutmann concluyó que aproximadamente el 80% de todos los niños no tienen un sistema nerviosos autónomo equilibrado o regulado y que muchos tienen su atlas bloqueado o subluxado. Dice “me siento sorprendido constantemente de cómo, incluso con el ajuste más ligero con el dedo índice, la imagen clínica se normaliza, a veces gradualmente, pero a menudo de forma inmediata”.

Informó que su colega, Viola Frymann, examinó un grupo aleatorio de 1.250 bebés cinco días después del parto y descubrió que 211 padecían vómitos, hiperactividad e insomnio. La evaluación manual reveló tensión cervical en el 95% de ellos. La liberación de esta tensión después de un ajuste específico «con frecuencia, dio como resultado un alivio inmediato, el cese del llanto, relajación muscular y el cese de la somnolencia».

Las conclusiones altamente significativas del Dr. Gutmann son:

  1. «Las observaciones del desarrollo motor y del control manual del complejo articular occipito-atlanto-axial deben ser obligatorias después de cada nacimiento difícil».
  2. Con cualquier deficiencia del desarrollo, este complejo articular debe ser examinado y, si es necesario, debe ajustarse específicamente. «El éxito del ajuste eclipsa a cualquier otro tipo de tratamiento».
  3. El Dr. Towbin, en su artículo titulado “Lesión de la médula espinal latente y del tronco cerebral en bebés recién nacidos”, escribe: “… se cree que la tracción longitudinal fuerte durante el parto, cuando se combina con la flexión y la torsión del eje vertebral, es la causa más importante de una lesión de la columna vertebral de un neonato”.
    Es evidente que existe una relación estrecha entre la tensión de tracción aplicada y la aparición de subluxaciones. Además, afirma que «estas lesiones ocurren con frecuencia durante el proceso del parto, pero que con frecuencia escapan al diagnóstico». Las técnicas modernas de obstetricia parecen enfatizar la velocidad de finalización del parto. A menudo con un gran costo para la biomecánica craneal y cervical del recién nacido.

Cuando todo lo demás falla…

En el caso de Larry L. Webster, la quiropráctica fue la solución a su problema de salud. A los 3 años, tenia asma crónica y complicaciones de neumonía con regularidad. Después de salir del hospital con un mal pronóstico de vida, su padre le llevó a un quiropráctico como último recurso. Después de un breve período de cuidado, su asma desapareció y las complicaciones cesaron. La investigación lo demuestra.

Se puede relacionar caso tras caso en el que la quiropráctica tiene éxito. Considera los siguientes ejemplos:

  1. Un niño de 7 años que nunca debió desarrollarse más allá de la edad mental de 3 años recibió seis meses de cuidado quiropráctico. Después, el niño fue inscrito en la escuela con un plan de estudios normal.
  2. Una niña de 6 años, cuyo coeficiente intelectual se midió en 40, recibió dos meses de cuidado quiropráctico. Luego, una agencia independiente que se especializaba en pruebas de retraso mental midió su coeficiente intelectual en 80.
  3. Un niño de 4 años que tenía síndrome de Down no podía, al entrar, caminar, vestirse o vocalizar. Después de dos meses de cuidado quiropráctico, comenzó a hablar, y después de cuatro meses de cuidado comenzó a vestirse solo. Después de seis meses de cuidado, pronunció sus primeras palabras. Sus primeras palabras fueron para pedir su comida favorita; antes de eso, solo podía gruñir y señalar. Quiroprácticos de todo el mundo están cuidando estos casos. Sólo tienes que preguntarles. La afirmación de que «no lo has intentado todo hasta que has intentado la quiropráctica» es sin duda cierta.

Ya no es una conjetura:

No es una conjetura si los niños pueden recibir ayuda bajo el cuidado quiropráctico. La quiropráctica puede cambiar vidas. La investigación lo hace real. 

Solo piensa en las miles de vidas que ha cambiado. Ya no sufren los niños. Casi ni de cólicos.

¿Qué pasa con la carga constante que los padres que buscaron y buscaron respuestas y las encontraron en la quiropráctica? El alivio que sienten es brutal, no te quedes mirando, pruébalo, recomiéndalo, lee más.

¡La investigación lo demuestra!

Artículo de Larry L. Webster D.C, y Quiropràctica l’Olivera

 

No Comments

Leave a Reply