Blog

Cómo vivir un estilo de vida bien con TIPS fáciles y diferentes

Vivir un estilo de vida bien, saludable con TIPS fáciles,
de alimentación, de mente, de cuerpo, con cuidado quiropráctico…

Hacer un cambio en el estilo de vida para vivir una vida más saludable puede parecer difícil, pero si pensamos las cosas paso a paso lo es menos. Y que somos unos perezosos, así en general. Es más fácil quejarse pero no cambiar que levantarse y hacer algo que cambie lo que no te gusta.

Hay más factores que los alimentos y el ejercicio para vivir una vida más saludable, aquí unos truquis para los tres pilarse de la salud, que son el químico (alimentos), el emocional (mental-estrés) y el físico (ejercicio-quiropráctica).

Y además, ¿cómo cambiar o mejorar todos los factores importantes? ¿Y mantenerlos? 

Visión de conjunto:

¿Cómo calificarías el nivel de salud en tu vida?
¿Cómo calificas tu ‘estilo de vida’?

Alimentación. Sigue leyendo, que no hablo de dieta ni de arroz integral.

Hablo de conocer tu estilo de vida, tan famoso el concepto y tan poco conscientes que somos de ello.

Esto se puede hacer enumerando con qué frecuencia comes fuera, qué tipos de alimentos compras y cuáles prefieres comer diariamente.

A veces no somos conscientes hasta que lo escribimos. A veces, no saben ni definirme qué estilo de vida tienen.

Es un truco que hablamos con los pacientes a menudo.

Apunta las comidas de 15 días seguidos.

Cuando lo tenemos escrito en frente, las cosas caen por su propio peso. 

Una vez visto, hacer cambios positivos es el siguiente paso.

Nos puede dar pereza, pero son muy obvios. 

Ejemplo:

Muchas personas dicen que desayunan bien, y a veces fuera algún dulce.

Cuando lo apuntan, o hacen memoria de sus 15 días atrás, de lunes a jueves se han comprado un cruasán a media mañana, el viernes no porque en la oficina hay desayuno gratuito en la oficina, y el fin de semana desayunan en casa, a veces dulces también, al ser fin de semana argumentan.

Cuando se dan cuenta de lo que han desayunado esos 15 días, ellos mismos dicen que eso debería cambiar.

¿Cómo debería cambiar?

Eso ya depende de la persona. Hay personas que odian cocinar y preferirán cambiar el desayuno por algo más sano para el cuerpo. O desayunar más antes de salir. 

Ahorrar a la vez que dejar de desayunar fuera y llevarse el desayuno de casa es otra opción que muchos deciden implementar.

Más trucos para incorporar y tener una vida en cuanto a alimentación, todavía mejor:

-No elimines los alimentos:

Una de las cosas más engañosas de la mayoría de las dietas es eliminar por completo ciertos alimentos y bebidas.

Si haces esto, es más probable que no te dure tu concepto dieta o que te suponga una tortura hasta empezarla.

Es más realista limitar su frecuencia o la cantidad. No hay nada que sea malo en pequeñas cantidades.

Y sobre todo, consultar con un especialista, digestivo o nutricionista. Que eso es algo por desgracia, que como decimos de la quiropráctica,no nos educan en prevención.

 No hay que ir al nutricionista cuando eres adicto a un alimento, o cuando estás obeso, o muy delgado y sin energía, que también.

Hay que ir para que nos enseñen a comer sano, que no aburrido ni soso. Y eso es lo que la mayoría no saben hacer. Entonces miran un poco de allí, un poco de aquí, lo que dice Pepa que le ha dicho su nutri, etc, y así es como se acaba comiendo mal.

Cada cuerpo es distinto. Solo es ir a conocer como es el tuyo. ¿Por qué hay personas que sienten que necesitan dulce y otras no?

-Evita el contar calorías:

No eres especialista en calorías, deja de hacerte el experto.

Y contar calorías no tienen nada que ver con medir la cantidad de comida. Pero que todo es ponerle un poco de cabeza una vez nos han dado una base.

Que no es lo mismo una hamburguesa que tres.

Por ejemplo:

¿Sabías que comer más verdura que pescado pot la noche, si ese fuese el plato, engorda más? 

Yo tampoco lo sabía, ni mi madre, ni mi padre, ni mi tía… nos lo explicó la nutricionista. Y llevábamos años poniendo más verdura que pescado, claro. Y eso era mínimo una cena semanal.

– Usa la regla 80/20:

No es necesario estar lleno al 100 por cien, en cuanto a comida se refiere, ni en cuanto a listas de ‘que haceres’ del día. 

Cuando lleves un 80%, felicítate. Y para. 

Lo demás, no es tan vital. 

En alimentación, no es necesario quedarse lleno, el cuerpo trabajará mejor con un poco de espacio, y en cuanto a estrés, también. Es importante haber priorizado y el veinte restante, si estás colapsado, lo harás mejor mañana.

Eso nos lleva al tema estrés, organización, y mente.

Hay algo muy simple que nos enseñó Mel Robbins, de hecho, dos cosas. 

Y te podríamos decir infinitas por cada caso particular, pero alerta con estos dos tips.

– Cuenta atrás:

Cuando vayas a hacer algo, tal cual lo piensas, para ponerlo en físico, y traerlo a la realidad, en un margen de 5 segundos, actúa. Si te sacan a bailar, no digas que si y luego que no por miedo. Si suena el despertador, no pienses en la pereza, si tienes una idea para algo aunque no puedas hacerlo ahora mismo, apúntalo y que quede constancia para que luego puedas hacer algo al respecto.
En todos estos actos, tal cual pasan por la mente, los coges y cuentas atrás de 5 a 1, y actúas. Lo mucho que cambia en productividad y en positivismo tu día, es espectacular.

– Reset mañanero:

El otro ‘consejo’, y digo consejo porque no se como llamarlo pero aquí es algo que usamos, es el reseteo mañanero.

Al despertarte, no mires el teléfono, esos primeros 15 minutos, de te, café, secado de pelo, vestirse… lo que sea tu rutina, hazte un planning. Pero no del día por horas, si no cosas simples que te hacen estar presente, mucho más de lo que te imaginas.
Escribe cosas como: mi objetivo o proyecto de la semana o del mes. Acción pequeña que haré hoy para alcanzar eso. Prioridades del día. Qué energía tengo y que podré hacer durante el día para mejorarla. Qué fue lo peor de ayer, y como evitarlo hoy, y que fue lo mejor, y acordarme. 

¿Y en la parte física, cómo mejorar el estilo de vida sin gym?

Cuando pienses en vivir un estilo de vida saludable, más allá del ejercicio, debemos buscar un cuidado para ayudar a equilibrar las cosas que no podemos controlar a través de los alimentos ni la mente.

– Sí, la quiropráctica, el cuidado quiropráctico. 

Puedes analizar un segundo su denominación: CUIDADO.

El cuidado quiropráctico puede ayudar a equilibrar nuestro sistema inmunológico y nervioso, así como a ayudar con nuestro rango de movimiento. 

– También, ejercicio. Pero… no hace falta ir al gym.

No valen las excusas de no tengo tiempo, no tengo dinero, no me gusta. 

El cuerpo necesita movimiento para no atrofiarse ( Y AGUA, QUE SI NO LO MENCIONO, AQUÍ EL BOSS ME MATA).

Ejercicio puede ser ir andando a los sitios, entre 8.000 y 10.000 pasos diarios.

Otro tip puede ser hacer sentadillas mientras te lavas los dientes. 

Caminar o saltar (si, saltar!) mientras haces la cena y esperes a que hierva el agua.

Son cosas tontas, que crean movimiento, es lo único que necesita el cuerpo en cuanto a ejercicio. No hacen falta tres clases de spinning a la semana, para nada. 

La natación, a la que puedas, siempre es el mejor ejercicio, porque generas movimiento en todo el cuerpo sin el peso que supone estar todo el rato luchando contra la gravedad. O porque te crees que poco a poco la gente se hace pequeña y se encoje…

¡Tantas cosas que no sabemos o no queremos ver!

Buscar un estilo de vida saludable no es difícil, y sólo depende de ti, hacer algo para mejorar poco a poco y que seamos los que eduquemos de aquí en adelante en salud, y no en enfermedad. 

Por eso es importante tener hábitos saludables, ya que el sistema nervioso se compone de tres factores: físico, químico, y emocional. Si siempre piensas negativo, tu sistema nervioso estará alterado. Si siempre mueves solo la mano derecha, tu sistema nervioso de ese lado estará sobrecargado. Si siempre comes alimentos que no alimentan o que no te van bien y no lo sabes, tu cuerpo y tu sistema nervioso estarán flojos y sin energía. 

Si algo no te queda claro, llama a la consulta o ven a vernos que te cuento los pasos en un plisplás, créeme que esto cambia vidas y son pequeñas acciones de conciencia. 

 

También puedes cotillear en instagram, ahí cuento cositas como éstas casi cada día. 

No hace falta que seas paciente, aunque te digo desde ya, que tu vida mejoraría. Y eso sería una pequeña acción que podrías tomar ahora, que estás terminando de leer esto.

Cinco, cuatro, tres, dos, uno… te esperamos 😉

 Ilustración: Colaboración con Sara Caballería.
¡Gracias, Sara!

 

No Comments

Leave a Reply

1
Hola!
Pregúntame :)
Powered by