Blog

Efectos secundarios de la deshidratación: dolor de espalda

miniatura_blog_quiropráctica_lescorts_hidratacion_olivera

El agua es la fuente de toda la vida.

Nuestra alimentación e hidratación tiene un gran impacto en nuestra salud.

¿Sabías que el cuerpo está formado por un 65% de agua?
(La proporción varia según la edad, el peso, etc). Y es que después del oxígeno, el agua es el elemento que más necesita el cuerpo humano para funcionar.

¿Qué cantidad de agua hay que beber?

Para que os hagáis una idea, cada 25kg habría que consumir 1 litro de agua. Solemos decir que necesitamos un mínimo de 8 vasos al día. ¡Mí-ni-mo!

¿Qué tipo de agua hay que beber?

Aunque el agua nos pueda parecer que es eso, sólo agua y que toda es igual, el cuerpo necesita agua pura, de una fuente de calidad. El agua del grifo, generalmente, no es tu mejor opción. Muchas veces, el agua del grifo contiene sustancias dañinas y no saludables como el flúor, diversos productos químicos, metales y una gran  variedad de otros elementos que pueden ser nocivos para tu cuerpo, especialmente si se consume con frecuencia durante largos períodos de tiempo. Es cierto que todo depende del lugar en el qué vivas, pero cuantos menos productos añadidos y de mineralización más débil sea, mejor.

Pero también hay que tener cuidado con el agua embotellada. No toda el agua embotellada es “pura””. Las botellas no sólo son dañinas para el medio ambiente, sino que algunas contienen tantas sustancias nocivas que a veces sólo son como el agua del grifo. Algunas investigaciones han demostrado que el 25% de agua embotellada es agua del grifo en una botella que puede (o no) haber sido tratada. Además, aparte de la cuestionable calidad del agua, la botella de plástico en sí misma puede filtrar sustancias no saludables al agua, como los ftalatos, el bisfenol-A y el bisfenol-S (BPA / BPS). Así que puede ser agua embotellada, pero no de buena calidad.

¡Ah! Y cualquier líquido que no sea agua, no realiza la función de hidratarnos. Es decir, no sirve el té, el café, los batidos de cualquier cosa, o los refrescos. Porque sólo el agua hidrata nuestro organismo sin hacer trabajar y por tanto estresar a los riñones, hígado y otros sistemas del cuerpo.

¿Por qué hay que beber agua?

El agua que bebemos ayuda a nuestro organismo en la creación de nuevas células, a la eliminación de toxinas y a la estabilización de la temperatura corporal.
Nuestro hígado, riñones, sistema inmunológico y digestivo son los que más lo notan, puesto que con el agua necesaria pueden cumplir sus funciones vitales correctamente.
También lubrica las articulaciones, mejora la resistencia de los ligamentos, mantiene los niveles de acidez adecuados, y retrasa los procesos de envejecimiento manteniendo nuestra piel hidratada y elástica. Es fabulosa para perder peso, porque si bebes la cantidad de agua necesaria, sacia al cuerpo controlando el exceso de apetito, y además ayuda a que el organismo metabolice la grasa acumulada.

¿Todo el agua que bebemos se queda en nuestro cuerpo?

El agua no se almacena permanentemente en el cuerpo, sino que se pierde a menudo por el sudor, la saliva y la orina. Si estamos formados de un porcentaje de agua, y cada día parte de esta agua se pierde, debido a esto que comentamos de la respiración, transpiración y micción, queda claro que para funcionar óptimamente hay que reponer el suministro.

Si el cuerpo puede eliminar toxinas rápidamente de forma regular, es menos susceptible a futuras enfermedades y siempre se recuperará más rápido.

Como nuestro cuerpo es inteligente sino reponemos la cantidad adecuada de agua diaria, él tomará la que necesita para funcionar de los sistemas corporales “menos” vitales ocasionándoles estrés.

¿Qué puedo hacer para beber más agua?

Hay que intentar incrementar el consumo poco a poco. Beber agua, aunque no tengas sed entre comidas sobre todo. Un buen hábito es nada más levantarte y antes de ir a dormir tomarse un vaso de agua. Así ya hemos aumentado dos vasos en nuestra cuenta particular. Ponerte una alarma en el móvil cada hora, también es una buena manera de recordarte que tienes que beber un vaso de agua, y al cabo de cierto tiempo tu cerebro ya lo habrá convertido en un hábito.

Después de un ajuste bebe todavía más agua. ¿Por qué?

Cuando el cuerpo se alinea correctamente después de un ajuste quiropráctico, libera toda la tensión que ha estado reteniendo. Al mismo tiempo, liberará varias toxinas que pueden haberse acumulado como resultado de esa tensión. Así que si en ese momento tomamos uno o más vasos de agua estaremos ayudando a nuestro organismo a desprenderse con mayor rapidez de esas toxinas.

Y si bebemos antes del ajuste, nuestros discos intervertebrales estarán más hidratados y el ajuste será más fácil.

¿Con el calor, hay que beber más agua?

Sí. Sin lugar a dudas. Se acerca el calor, la superficie del sol está a unos 53.540 grados Fahrenheit – más o menos, y eso hace que tengamos que hidratarnos más; para no sufrir una deshidratación grave. El organismo mediante la sudoración regula la temperatura de nuestro cuerpo para el óptimo funcionamiento de todos sus sistemas, a mayor temperatura exterior, hay un aumento de sudoración y por tanto una mayor pérdida de agua.

¿Sabías que uno de los efectos secundarios menos conocidos de la deshidratación es el dolor de espalda? Sin la suficiente agua, el cuerpo no puede funcionar al máximo e incluso puede enfrentarse a algunos problemas de salud serios; uno de los cuales es el dolor de espalda.

¿Cómo que la deshidratación causa dolor de espalda?

Entre nuestras vértebras existen unos pequeños discos que tienen una gran responsabilidad. Estos discos ejecutan la función de absorber los impactos a los que la columna está sometida a diario aunque nosotros no seamos conscientes de ello (la fuerza de gravedad, andar, sentarnos, levantarnos…). Además de amortiguar el roce entre cada una de las vértebras y permitirnos que nuestra columna sea flexible.

Estos discos tienen una  parte externa dura pero flexible que rodea un centro blando parecido a la gelatina, este interior está formado de …¿adivinas qué? Sí, de agua.

Los discos están preparados para perder agua y luego rehidratarse, debido a que el movimiento de la espina dorsal y la gravedad hacen que el agua fluya a través de la columna y sea reabsorbida por los discos. Si no hay suficiente agua disponible para que los discos repongan la que han perdido, entonces no pueden funcionar como deberían.

Si esto ocurre, los discos menguarán de tamaño y por tanto el espacio intervertebral disminuirá, en consecuencia habrá más roce entre las vértebras, menor estabilidad y la capa externa de los discos sufrirá más estrés para funcionar correctamente y soportar la columna vertebral. Provocando entonces problemas comunes como la aparición de artrosis, protusiones o hernias discales.

¿Cómo se si estoy bien hidratado?

Un truco es el color de la orina. Lo normal es que sea de color amarillo pálido. Si es amarillo oscuro, nublado o huele mal (no debido a algo que hayas comido), entonces es probable que no estés recibiendo suficiente agua, es decir, estás deshidratado.

Además del color de la orina, otros síntomas pueden incluir fatiga / lentitud, piel seca, boca seca, dolores de cabeza, estreñimiento o dolores en las articulaciones.

¿Y qué agua recomendamos nosotros en la consulta?

Nosotros en el Centre Quiropràctic l’Olivera normalmente recomendamos Agua Bezoya, procedente de la Sierra de Guadarrama en plena naturaleza en la provincia de Segovia. Su envasado se realiza bajo un estricto control. Sus plantas poseen líneas de  envasado en un circuito cerrado asegurándose la imposibilidad de cualquier tipo de contaminación y sus niveles de residuos sólidos son los más bajos.

En nuestra primera visita haremos un estudio de tu columna y de tu estado de salud en general, tanto físico como emocional y químico, y te daremos recomendaciones para mejorar, como es en el tema de beber agua dentro de tu rutina diaria.

NOTA CURIOSA:
Nuestros pacientes (¡hola!)
siempre beben agua al llegar y al salir de la consulta.

Esperamos verte pronto,
Equipo Olivera

* fuentes:
https://www.thejoint.com
http://vibrancefamilychiropractic.com 

No Comments

Leave a Reply