Blog

Qué no es la quiropráctica

miniatura_blog_osteopatía_quiropractica_lolivera_barcelona_lescorts_que_no_es

La Quiropráctica es la tercera profesión sanitaria del mundo y a pesar de que en España aún no está del todo reconocida, cada vez, hay más personas que nos conocen y que cuidan su salud con nosotros. Escuchamos muchos pacientes que en su primera visita, creían que la quiropráctica era alguna de las cosas que os contamos a continuación… por ejemplo, osteopatía. Y la quiropráctica, NO ES nada de todo esto:

Un ajuste quiropráctico no es lo mismo que un quiromasaje. ¿Qué es el quiromasaje?

‘Quiros’ significa ‘manos’, junto con el concepto de amasar o apretar con suavidad. Así que, literalmente, significa ‘masaje con las manos’ o ‘masaje manual’ y se utiliza para diferenciarlo de los masajes habituales que a veces usan aparatos eléctricos e instrumentos mecánicos.

Los quiroprácticos no son lo mismo que los fisioterapeutas. ¿Qué es un fisioterapeuta?

La fisioterapia es una formación universitaria oficial en España. Utiliza medios físicos como frío, calor, agua, electricidad, terapia manual y ejercicio terapéutico para tratar el problema. Suelen añadir algún masaje con un fin recuperador. Es decir, trabajan la zona afectada de esta manera; pero NO se enfocan en el sistema nervioso central.

La osteopatía no es lo mismo que la quiropráctica. ¿Qué es la osteopatía?

La osteopatía está regulada como terapia manual realizada por fisioterapeutas, es decir, un osteópata tiene que tener el título de fisioterapia válido en territorio nacional, y luego hacer un ‘máster’ en osteopatía. Su intención es mejorar cualquier alteración biomecánica del cuerpo, con énfasis en el sistema circulatorio y la función de los órganos principalmente, utilizando manipulaciones manuales en la zona afectada.

Los masajes, son masajes.

Los masajes son diferentes movimientos que se hacen con las manos en la parte del cuerpo que uno quiera, con el fin de relajar los músculos de la zona que se trabaja.

La farmacología es totalmente distinta a la visión quiropráctica.

Todos los productos médicos tienen como fin la anulación del síntoma físico de una dolencia sin ir a la raíz del problema. Es como tener humedades en casa y ir pintando la pared para no verlo, es decir tapas el problema pero no lo arreglas.

Además, tomarte una medicación, por ejemplo, para la rodilla, puede hacer que tu circulación general o tu estómago empeore. Son muchos los pacientes que vienen a la consulta con medicación variada y opuesta entre sí que es contraproducente para su salud.

¿Cuál es la diferencia de la quiropráctica, entonces?

Fuera de España, la quiropráctica es una profesión sanitaria regulada y muy común (es la tercera profesión sanitaria más importante) Y a pesar que en España no existe regulación para la profesión, ya hay dos universidades que la imparten, una en Barcelona (Barcelona College of Chiropractic) y la otra, en Madrid (Madrid College of Chiropractic). La quiropráctica es una carrera universitaria con el mismo temario que en medicina, cambiando cirugía por técnica de identificación y corrección de subluxaciones vertebrales (podéis verlo aquí).

Es una profesión sanitaria que trabaja sobre el sistema nervioso central (el cerebro y los nervios) a través de la recolocación de las vértebras a su correcta posición, para así mejorar el funcionamiento de todo tu organismo.  

Es la única profesión que busca y corrige “la raíz” del problema, De igual modo que en jardinería, si queremos acabar con las malas hierbas hemos de arrancarlas  de raíz para que no vuelvan a brotar; si no atacamos e identificamos “la raíz” de un problema físico, éste volverá.

Tu cuerpo vive y funciona gracias a tu sistema nervioso central, es decir, tu cerebro y tus nervios. Los nervios son como unos cables eléctricos que comunican el cerebro con el resto de sistemas, órganos, músculos y huesos, tejidos y células. Cada uno de ellos sabe lo que tiene que hacer gracias a tu sistema nervioso, pero si el sistema nervioso falla, todos los que dependen de él, también fallarán, y los errores se irán acumulando creando problemas.

Como el sistema nervioso es tan importante, está protegido por hueso (el cráneo y la columna vertebral) y por eso, los quiroprácticos ponemos especial atención en la “espalda”, porque es donde tienes la columna vertebral. Tu columna vertebral consta de 24 vértebras y cualquier de estos segmentos puede perder su alineación respecto al otro, además, tu columna se articula con tu cráneo y tu pelvis, y puede hacerlo bien o puede hacerlo mal. Los quiroprácticos no miran una vértebra y ya está, si no que determinan cómo funciona tu sistema nervioso,  buscan cualquier interferencia (subluxación vertebral) que pueda haber y la corrigen con un ajuste vertebral específico para recuperar el flujo normal.

Los quiroprácticos utilizan mayoritariamente sus manos para identificar y corregir las subluxaciones, pero también puede valerse de instrumentación específica, como el “activador” o el “percutor”.

Recuerda, la Quiropráctica reconecta tu cerebro con el resto de tu cuerpo para que vuelvas a funcionar al máximo de tu potencial y así aumentar tu nivel de salud y bienestar.

Si quieres recibir más información puedes preguntarnos y te atenderemos encantados, podemos informarte de cómo solucionar tu problema y cómo ayudarte a mejorar tu salud.

¡No esperes a encontrarte mal, siempre es mejor prevenir que curar! ¡Te esperamos!

 

No Comments

Leave a Reply